jueves, octubre 26

De fiesta en el Distrito Federal

Estoy de vuelta (la verdad regresé hace una semana exactamente), la vida en Cuernavaca me dejó muchas alegrías, tardes de sol, unas gotas de lluvia desde la terraza y chatear mientras se toma el sereno.

Las nuevas oficinas están hermosas; tengo una silla que en el mercado está a $1,214 USD+vat+envío+impuestos de importación+gastos aduanales, mi trasero (pequeño) lo agradece. El teléfono es del espacio (literal) tiene un chingo de botones (la mayoría para corregir que hayas apretado incorrectamente algún otro botón). Mi espacio es un trapezoide que mide exactamente la distancia entre mis dedos índices con los brazos bien estirados hacia mis costados, de fondo es un brazo y medio (lo siento, no tengo otra manera de medir).

Hoy llegué muy temprano para decorar el espacio que será mi nuevo hogar, realmente solo traje 5 fotos para poner en una de las barras de corcho que hay frente a mi; la primera es una donde salgo dormido en un museo que está a un lado de la torre de Pisa, fue un día soleado, entonces el efecto es que se ven sombras y se distingue que soy yo acostado y al fondo con mucha luz la torre inclinada. La segunda es una foto con Alex, Any, Davi y Mariela en nuestro viaje a Washington, estamos abrazados y al fondo se ve el Capitolio. La tercera es una que tomé antes de tomar el ferry en NYC para ver la estatua de la libertad, y se ven unos troncos en los que se amarra el ferry y unos pajaritos blancos muy cagados que posaron para la foto (en el fondo se ve la estatua de la libertad). La cuarta es una foto de primer plano al letrero de la calle Wall, en el distrito financiero de Manhattan, de fondo está el edificio de NYSE. La cuarta es una foto de primer plano a un cuervo parado sobre una reja, de fondo se ve uno de los guardias reales real que vigilan la torre de Londres.

Mis fotos favoritas y están para alegrarme el día. Cabe mencionar que la empresa nos regaló unas plantitas de estilo Feng-Shui. Las opciones a elegir era una que parece bambú y una que parece cebolla, yo preferí el bambú. También, para alegrar mi día tengo una postal que diseñó la empresa donde viene una foto de un letrero en talavera que dice “Bienvenido a casa”, fue EL detalle, me hace recordar “La casa de los abuelos” y “La Cuarta”.

El cambio ha sido un shock, no estoy sentado cerca de mis compañeros de Cuernavaca, pero nos instalaron el Microsoft Office Comunicator (que es como el MSN Messenger, pero corporativo) y ahí nos la pasamos chateando, en lugar de irnos a visitar. Extraño las risas, las bromas y las frases que cada uno de mis amigos Guayabos que nos hacían más ameno el tiempo de oficinistas. Espero que al final de las modificaciones me pongan cerca de mi equipo. Aunque preferiría que a ellos los trajeran a este lugar (denominado Punta Diamante ya que tenemos la mejor vista), porque su lugar esta cerca de uno de los pasillos.

Tengo últimamente más ganas de salir de vacaciones, estamos organizando un viaje a Playa del Carmen (la razón del destino… ya no había boletos a Cancún).

Noticia de última hora, que había olvidado compartir con ustedes, al parecer engordé un poquito, obviamente no soy un cerdo, pero si me han dicho varias personas que me han visto más cachetón, en respuesta a eso estaba corriendo 7.5 km al día en Cuernavaca, si se preguntan si estoy corriendo algo en el DF la respuesta es si… corro por unos tacos de pastor!!!

… los extrañé (a ustedes y a los tacos)

3 Comments:

At 11:40 a. m., Blogger MaJaDeRiA said...

Ayyy como me alegra saber que mis cervezas ya estan por estas tierras....

POr aca tmabien extrañamos.

Saludos!!1

 
At 2:04 p. m., Blogger gil said...

salutti!!!

 
At 5:27 p. m., Blogger MoNo Blog said...

Oiga pues bienvenido, suena muy bien tu nueva oficina, aunque yo hubiera preferido al planta en forma de cebollita ja ja!

 

Publicar un comentario

<< Home