jueves, septiembre 7

Poquito

Papi, ¿me quieres?
Muchísimo
No, eso no me gusta
Bueno, te quiero... poooco
Imaginen la escena: abro la puerta de mi recamara (latop en mano), cierro la puerta y me encuentro en el pasillo de 1 metro de ancho y a 3 metros de altura del jardín, me siento en el escalón que se forma debajo de mi puerta y prendo la lap, una lluvia torrencial caen en vertical sobre Cuernavaca, el poco aire que se siente sirve para mandar una pequeña brisa sobre mis rígidas mejillas, si, rígidas; estoy sonriendo… poquito

Acabo de salir de bañarme y solamente tengo mi bata puesta y unos boxers, mi cabello sigue mojado y seguramente empezará a enmarañarse conforme vaya secándose. Sigo feliz, el olor a pasto recién cortado me embriaga y eleva mis sentidos para notar que hoy… en este momento… me siento un poquito feliz.

Y tal vez no lo debería de ser tanto, extraño a mis amigos, a mi familia y a todos los demás, hoy hablé con mi hermana solo para escuchar su melodiosa voz. Esta noche, mientras estaba en el mirador de la autopista recordé que extraño a mi papá. Si, a mi papá que no es mi papá, pero que ha estado ahí ganándose el lugar de papá… poquito a poco.

Qué difícil es tener 2 papás y quererlos a los dos por cosas que son tan diferentes. Es como si ambos se complementaran de una manera u otra. No voy a entrar en detalles, pero mi papá me quiere… como él lo definiría mejor… poquito.

Y es esa mezcla entre mentira y cinismo que realmente te cautiva, cuando mis hijos me lo pregunten seguramente haré lo mismo y contestaré con voz de niño… poquito.

Y en el colmo de la felicidad y de el extrañarlos tanto se me humedecen mis ojos. No es TAN lejos ni TAN cerca, no estan y… yo los quiero así… poquito.

Las lagrimas fluyen y poco a poco se enturbia mi visión y pierdo las letras del teclado.

Todos ya están dormidos y me limito a mandarles un mensaje que dice que los quiero… poquito.

Un te quiero mucho no era ni tan mágico, ni tan especial como cuando nos decían que nos querían… poquito.

Y no, no quiero dejar de escribir, hoy simplemente los extraño… poquito.

7 Comments:

At 3:37 p. m., Blogger gil said...

Ya te pegó...

Buen post dedicado a la familia en general, tus amigos, tambien te extrañamos y por eso, por lo menos, cuando escribes, nos es mas grato saber que estás ahi, y no dejes de mensajear por el cel, que tambien, creeme y no es por entrar en la onda sentimental, pero en ocasiones esos mensajes cagados que te caracterizan, nos alegra el dia o la mañana cuando todo parece que es una mierda.
Gracias Germán y no dejes de escribir.
Saludos!

 
At 11:14 p. m., Blogger Mex.Bad.Ass said...

POOOOOOCCCOOOO

 
At 12:46 a. m., Blogger El Conde de Almaviva said...

La neta, si se le extraña, monsieur.

Saludos.

 
At 6:56 p. m., Anonymous poquito said...

poquito te mide el poquito

 
At 5:37 p. m., Blogger gil said...

Viva México!!!

Pinche huevón

 
At 1:38 p. m., Anonymous Gual said...

Ger, yo también te quiero....poquito, jeje.
En verdad, saber que TE QUIERO MUCHO y TE EXTRAÑO UN CH...
ATTE. TU PRIMA

 
At 5:01 p. m., Blogger MoNo Blog said...

Tengo un amigo, se llama Rafaél, siempre que me habla por teléfono casi cuando estamos a punto de colgar le digo:
Guafol, dime que me quieres, y el me contesta POQUIIIIITO MoNo, poquiiito, y así con eso me voy bien feliz!

 

Publicar un comentario

<< Home