miércoles, diciembre 21

Jingle Bells @ work

Después de mi día de perros de ayer, en el cual pasé una hora y cincuenta minutos en el tráfico, entré a juntas de contadores donde me dediqué a regañar a uno que otro por falsearme información, y que al final salí a las 9 y yo fui el encargado de cerrar el edificio. Me dispongo a escribir este pequeñísimo texto. Cabe mencionar que el día de ayer la ingesta alimenticia total fue de: un croissant de 3 quesos y un paquete de donas Bimbo.

Hoy desayuné huevos rancheros, llegué directamente a una reunión en la que mi jefe me enseñó todo lo que yo le había dicho el día anterior (una de dos, o su memoria de corto plazo es pésima, o –mejor lo dejo a su imaginación-). Pasaron los minutos y me empezó a hacer enojar, por más le decía que iba a duplicar actividades, él se limitó a decir: “No es duplicar, es tener lo datos verificados por 2 áreas diferentes”. Total que al parecer si antes tenía que llevar el “control”, ahora tengo que llevar el “control” y darme a mi mismo la información “a controlar”.

Pero este post no es para quejarme (¿o si?) de mi vida laboral. En este texto encontrarán… “La Guía para Sobrevivir la Época Decembrina en la Oficina” (carajo, hasta rimó).

Todos sabemos que las personas que siguen yendo a trabajar, realmente están contagiados de la algarabía de sus parientes, amigos, vecino y demás personas que no tienen que ir a trabajar. Si a eso le sumamos que baja la carga laboral, pues obtenemos a un montón de mexicanitos calentando la silla (y una que otra colombiana congelándose las manos y los pies).

Pero qué hacer en estos casos, cómo podemos mantener la cordura durante 8 (o más) horas al día sin tener tantas actividades laborales en la oficina; la respuesta es un poco complicada, pero tratare de ayudarlos.


  • En la mañana tome su maletín, morral, bolsa o cajuela y llénela de DVD’s, CD’s, VCD’s, y demás.
  • Por favor no vaya a olvidar sus audífonos, estos podrían llegar a ser necesarios.
  • Desconecte alguno de los teléfonos inalámbricos de su casa y guárdelo.
  • Llevé uno que otro juego de mesa pueden ser también los pequeños que venden con imanes para los viajes.
  • Tome esa caja donde guarda sus cartas de viejos amores.
  • No olvide su cartera con dinero, tarjetas de crédito y credenciales.

Listo, ya ha llegado usted bien preparado a su primer día de jornada laboral navideña.

Al llegar al trabajo, lo primero que tiene que hacer es tomar su celular/agenda/cerebro y marcarles por teléfono a todas esas personas que están de vacaciones mientras usted está trabajando “arduamente”. Y si siente que no son números suficientes, marque números al azar y moleste. No importa si le contestan o no, el simple hecho de que suene su teléfono, seguramente los despertó, les asustó el sueño... y en el peor de los casos, los incomodó. (tiempo al teléfono con 12 personas diferentes: 30 minutos –dejando sonar el teléfono hasta que contesten-)

Después, organice una matinée en la sala de juntas. Todos deberán conectar sus teléfonos inalámbricos a sus respectivas extensiones, y de esa manera no habrán llamadas perdidas (de los jefes, las demás no importan tanto). Si hay oportunidad, lleven sus laptops no vaya a ser que los agarren a todos y les pregunten que qué hacen ahí. (tiempo promedio de una película: 2 horas).

Quién dijo que para hacer compras navideñas había que ir a Perisur, tome una tarjeta de crédito y compre una que otra pendejada por Internet, no importa que sea cara o barata, el chiste es perder el tiempo durante la búsqueda. Las compras podrían ser de broma/colectivas/paraotrapersona/etc. Es más podrían ser competencias sobre conseguir el regalo más cagado para alguno de sus compañeros de oficina. Por ejemplo una grabadora para que su jefe no olvide los datos que ya le dio y se los tenga que repetir a cada rato o un paquete de papel carbón, para ese contador que nunca entrega la misma información dos veces, en fin, las posibilidades se van al infinito. (tiempo promedio de búsqueda de pendejadas: 30 segundos con Google, pero ustedes tómense su tiempo, jueguen con las posibilidades durante: 1 hora)

Ok, ya se aburrieron de pendejear en Internet, es hora de tomar un café, pero ustedes son fresas, y el gusta el café de Starbucks, o el de Punta del Cielo, o el de La Selva; ya ustedes definen que tan lejos pueden ir por su café. (tiempo para el café, desde armar la coperacha, hasta definir quien será el que va a ir por las bebidas: 15 minutos, súmele 30 minutos si usted fue el pendejo afortunado para ir por los cafés)

Con estos tips usted ha pasado las primeras 4 horas de su jornada laboral, y ha sobrevivido sin aburrirse de 9 a.m. a 1 p.m., seguramente será la hora de comer. Si usted se aburre o no a la hora de la comida, ya es su problema, yo le recomendaría pedir una pizza y aventarse otra función de cine en la sala de juntas.

Ya regresamos de comer, es hora de armar un juego de Battleship, ok ok, ya hay juegos de este tipo en las páginas de Yahoo, pero no hay nada más divertido que pendejear a tu compañero de cubículo, o al de la oficina de junto y oír sus reacciones en vivo. (tiempo estimado de juegos de mesa: 30 minutos)

Ya es un poco tarde, y llegó la hora de enterarse del chisme, vuelvan a marcarle a sus amigos de la mañana para que les cuelguen, y rían con ellos, de cómo los despertaron en la mañana. Aquí le puede llamar a todos, o solo a algunos con los que estén seguros que podrán hablar un buen rato. (tiempo estimado: 15 minutos)

Estamos a mitad de la tarde y seguramente no han visitado esos blogs que los hacen reír. Ok, no todos han puesto posts nuevos, pero algunos podrían tener comentarios. Dejen comentarios que puedan armar debate y siéntense a esperar, tal vez no logren resultados inmediatos, pero el día siguiente podrán reír de las pendejadas que pusieron los demás. (tiempo estimado: 15 minutos)

¿Todavía es temprano y les queda tiempo libre?, abran la caja de las cartitas y recuerden lo pendejo que eran, lo pendejo que hicieron a otra persona o lo pendejos que los hicieron esas personas mientras les escribían cartitas románticas y después les montaban los cuernos, o los olvidaron, o los botaron sin explicación, es más, podrían escasear las cartas y subirlas a Internet, para que todos se diviertan igual que usted. (tiempo estimado: 1 hora)

Llegó el momento de ser egoísta, tome los audífonos y ponga uno o dos de los episodios de su serie favorita, trate de mantenerse callado y no molestar a sus compañeros. (tiempo estimado: 1 hora)

Falta una hora para salir, pero seamos realistas, ya no hay más que hacer, sus clientes seguramente están descansando, sus jefes están vacacionando en Las Vegas, o en Madrid, y nadie los va a regañar.

Disfruten sus jornadas decembrinas.

6 Comments:

At 3:19 p. m., Blogger pux lavoix said...

jaajajajajajaja a huevo q kgado! lo bueno es que los hacendados no trabajamos jejejeje...

se valen las peticiones? pido los scans de las cartas de amor!

 
At 3:25 p. m., Blogger pumpkin patch said...

Es una excelente sugerencia para aquellos que siguen en la oficina en estas fechas (afortunadamente yo no estoy en esa situación desde hace rato) pero no pude evitar encontrarle algunos inconvenientes...

Las llamadas telefónicas serían un buen pasatiempo... pero si llamas a todos tus conocidos en un par de días, ¿que te queda para los demás?

Estamos viendo que son alrededor de 45 minutos.

Los juegos de mesa son otra buena opción, pero, necesariamente se necesitan un par de personas. Entonces si esta uno solo, o, de plano te caga el compañero ¿qué se hace?...

Se recurre a un joystick, emuladores, roms o un videojuego que te mantenga absorto durante otro buen rato. Simple

Ahora si de plano no hay nadie que te regañe, pues porque no simplemente se larga todo el mundo temprano...

Felices Fiestas...

 
At 4:01 p. m., Blogger Yosola said...

Psss...te faltó poner lo que gastas discutiendo por MSN cualuiqer pendejada, chisme, novedad, noticias o demas con los pocos que igual que tu estan atascados en sus oficinas..

 
At 5:07 p. m., Blogger gil said...

Exacto, te faltó el MSN.

Ahora, eso de pendejear por los blogs que nos hacen reir y dejar comentarios, toma mas de esos 15 minutos.

Muy buen post, buenas recomendaciones que aplicaré, ya que como tú, soy de los que áun a esta fecha estamos laborando, y si, algo leve, mientras mi jefe salió ayer hacia Madrid, para despues manejar hasta Zaragoza, a donde debe estar llegando en estos momentos, mientras los clientes me hablan exigiendo sus notas de crédito, y a lo cual, no les puedo dar respuesta positiva y les doy pretextos.

Y como ahora que se fué mi jefe, soy el jefe aqui, ya veré que ideo para que no se haga pesado... ah si! Por la mañana, como a eso de las 11, nos tomamos un receso para comer unos tacos de barbacoa y unas pepsis, cocas y garci crespos bien frios; despues fuí a bancomer a sufrir, casi 1 hr. para que me dieran la tarjeta empresarial para poder facturar la gasolina, maldito hacienda. Ahorita por la tarde está tranquilo, ya acabé de facturar y se está nublando, está por llover, ojalá que así sea.
Solo faltan 2 dias mas y serán vacaciones navideñas, ánimo Germán!
Por cierto, hoy posteé y mañana postearé otro mas, eso te lo aseguro porque ya lo tengo en borrador, solo ultimando detalles, así que mañana ya tienes ahí algo para tus 15 minutos.
Sabes que agregaría? Armar una cascarita no? Le hablas a los polis y organizas con los compañeros la cascara y verás que ahi, se te va por lo menos media hora, además harás algo de ejercicio, solo consigue balón, recuerda que México está lleno de aficionados profesionales, y despues de "le cascarié" compren jumex sport.
Saludos y aqui andamos tambien, no te preocupes, no eres el único!!!

 
At 11:54 a. m., Blogger El Conde de Almaviva said...

1. Son tiempos estimados en tu oficina... supongo.

2. Deja las cartas de viejos amores a un lado. ¿Para que las quieres si te siguen mandando SMS's?

3. Los SMS's son otra forma de dar lata al prójimo.

4. Comprarle regalitos al jefe o compañero de trabajo más cercano no vale la pena. Los regalos son para aquellas personas que uno estima, ¿cierto?

Siga disfrutando sus últimos días en el trabajo.

Un abrazo.

 
At 11:21 a. m., Blogger gil said...

Feliz Navidad y Año Nuevo 2006!!!

A Quack y todos sus lectores.

Nos leemos el año que entra.

Un abrazo...

 

Publicar un comentario

<< Home