miércoles, agosto 17

Todo sobre Jorge

Corría el octavo mes del año 1995, el calor queretano hacía de las suyas, y los muchachos imberbes del conjunto donde vivía dedicábamos nuestras horas libres a la recreación. Éramos famosos en Andalucía por romper fuentes, pasar corriendo por los pasillos, y lo que más odiaban los vecinos de nosotros eran 2 cosas: la primera era que no respetábamos las áreas para transitar (desde esas épocas comenzamos a abrir brechas y crear pasajes entre los arbustos que habían puesto para decorar), la segunda y más importante de todas, jugábamos fut en el lugar que fuera (estacionamiento, en las plazas, en los pasillos, en los jardines, en fin… en donde sea).

En esa época éramos varios en el grupo, pero ese día solo estábamos Gilao (16), Membas (13), Jorge (12) y yo (13). En esos años yo no era Quack, sino Winalga (en honor al capitán de la selección de los Estados Unidos). Jorge siempre se había caracterizado por ser la antítesis de todo los que nuestro grupo de amigos representaba.

Jorge era el primero en llorar cuando al formar los equipos de fut creía que no estaba en el equipo ganador, también era famoso por acusar a su hermano Gilao por: pegarle muy duro al balón, por tratar de encontrarlo primero al jugar a las escondidas, por robarle a sus amigos y hasta por ganarle su lugar al momento de jugar billar.

Para nosotros, en esa época Jorge era el prototipo de TETO. Y como tal lo tratábamos de vez en cuando.

Ese día era 11 de Agosto; Jorge discutía con Gilao por alguna idiotez referente a las fechas. Para nuestra edad, las bromas eran simples y sin chiste, pero para nosotros, éramos unos malditos. Seguramente Jorge nos había hecho enojar a todos lo suficiente como para que hiciéramos lo que leerán a continuación.

Gilao harto de escuchar a su hermanito menor debatir, le dijo las palabras más hirientes que pudieron haber salido de su boca: “El día de tu cumpleaños no existe”. En ese momento la cara de Jorge se frunció y prefirió ignorarnos. Se dio la media vuelta y se fue a jugar con las niñas (típico de él, cada que le hacíamos algo se iba con ella a quejarse y lloriquear amargamente).

Rápidamente todos corrimos a casa de Gilao a llevar a cabo el plan más maquiavélico que pudo haber salido de las mentes de 3 pequeños renacuajos que apenas y nadaban. Los 3 entramos directamente a la cocina, en donde estaba el calendario de una vidriería, ese calendario era de los que tienen 365 o 364 hojas, y cada día del año le vas arrancando la hoja con la fecha del día anterior.

Arrancamos la hoja del día 14 de diciembre y la fuimos a guardar en mi casa. Regresamos con normalidad y nos sentamos en la sala de casa de Jorge a esperar pacientemente el final inevitable de nuestra broma.

Al poco tiempo Jorge, Mariana y Andrea entraron a la casa. Jorge, aleccionado por las niñas, empezó a molestar, a lo que nosotros simplemente respondimos: “Tu no hables, que ya te dijimos que el día de tu cumpleaños no existe”. Al pequeño Jorge se le nublaron los ojos y siguió debatiendo como nena, hasta que el Membas dijo la frase anhelada: “Entiéndelo, no existe, y si quieres compruébalo”.

Todo era silencio en ese momento, apenas y lográbamos escuchar unas hojas moverse dentro de la cocina. De pronto llanto. Jorge había confirmado que el día de su cumpleaños no existía, su cerebro empezó a colapsar y su llanto iba aumentando el número de decibeles que salían de su boca. Jorge no dejo de llorar.

Si eso no fuera poco, Gilao agregó: “Te lo dije, tu cumpleaños no existe, y además es el día de San Dalio”. Todos reímos; todos menos uno.

Nadie podía dejar de revolcarse de placer después de un suceso tan hilarante, y Jorge no podía detener el cause natural de sus lágrimas. A partir de ese día Jorge fue conocido como “San Dalio”, y por eso, solamente por eso lo recordamos todos.

4 Comments:

At 3:13 p. m., Blogger Lau said...

jajajajaja, te la mamaste!!!!!
y lo recuerdo perfectamente, no se cuando sea el día de su cumpleaños solo se que es el día de "sandalio"

 
At 4:52 p. m., Blogger gil said...

Jajajajajaja... si recuerdo aquello, las 3 mentes maquiavélicas somos precisamente El Bembas (corrijo), Winalga y su servidor Gilao. Pero recuerdo tambien que en el momento de aquella discusión que enfrascamos estaban Laura, Gene y si no mal recuerdo, El Pato y Milton. En el momento del acto en que Jorge corroboró que el 14 de Diciembre de 1995 no estaba, estabamos las 3 mentes ogetes y peor aun, mi madre, la cual me cagó y me exigió devolver el dia a su lugar, pues se saltaba del 13 al 15, pero nadie lo notaría hasta que ese día llegara. En fin, el día no regresó al calendario y estaba bien guardado en un rincón en el depa de Germán, en el que estuvo mucho tiempo, hasta que Germán se fué a Poza York en 1996, el "mentado" papelito con el dia lo guardé y estoy casi seguro, que por ahi lo debo tener, pero no garantizo el hecho. De encontrarlo, lo postearé en mi blog o se lo pasaré a Germá para que haga lo propio.
Y en efecto, desde hace ya 10 años San Dalio es muy famoso y resulta ser un recurrente chiste local.
En fin...debo agregar que Germán me ganó el post, era mi deber pero debrayé y me fuí por otros caminos sinuosos de la historia retorcida, así que el tomó la batuta y escribió lo que desde hace tiempo segun yo, iba a escribir. Bien contado Germán y ni pedo, mi debraye se quedó en Draft, igual, un dia de estos sale al aire.
...Despues de tanto desmadre, me despido, saludos!!!
Gilao.

 
At 5:28 p. m., Anonymous Anónimo said...

Orale q historia tan cruel y chida ....es muy interesante yo kisiera saber si el noble dalio no crecio con traumas y si tiene algun espacio donde narre como lo supero...jajaja...saludos quack..

 
At 6:17 p. m., Anonymous Andrea said...

Jajajajaja ay osea, pobrecito Jorge!! jajaja La neta ya no me acordaba pero estuvo genial eh? K impresión d memoria tienes Germán... Saludos al Alduncin y al Alducin!

 

Publicar un comentario

<< Home