viernes, febrero 3

Tamagochi

Me la encontré el fin de semana en Perisur, tenía más de 2 años que no sabía nada de ella; recuerdo que alguna vez me preguntaron por ella, pero me limitaba a contestar: estudiando, seguramente.

Si algo teníamos en común eran amigos, lo empáticos, y la sinceridad de nuestras palabras. Nos saludábamos en las clases y de vez en cuando nos encontrábamos en el Mantra, el Hindoo, el Cluv, etc., no éramos los mejores amigos, pero al menos nos saludábamos.

Por azares del destino tuvimos juntos la clase de Valores en México y Latinoamérica; mis clases anteriores de Valores habían sido un completo desastre, si algo no se me daba mucho en esa época, era leer y hacer ensayos. Nos vimos en la puerta del salón, y después de dar una rápida mirada a las caras ubicadas en el interior, nos dimos cuenta que seríamos compañeros de “banca”, la mayoría ingenieros de último semestre con los cuales no habíamos llevado clases antes.

La clase tenía destellos de importancia en algunos temas, otros (como saber las partes de la CURP) eran aburridos. En esa clase hicimos famosa la frase de Homero Simpson: “Me aburro”. Y al profesor se lo hacíamos extensivo con nuestra actitud colectiva.

Salíamos a las 8:30 de la clase de Análisis de Decisiones II y nos íbamos juntos al salón de Valores.

Un día, alguno de los dos llegó con un nudo en el cuello, y el otro le dio masaje al primero. A partir de ese día, comenzamos a usar la clase como si fuera un Spa; por tiempo nos hacíamos masaje ante los incrédulos ojos de nuestro profesor y compañeros. No era nada del otro mundo, simplemente magullar los hombros y el cuello de la contraparte.

A mitad del semestre la perdimos, Sachi prefirió el modelaje y la farándula y siguió su “corto” destino en Televisa.

Me recuerdo platicando con el profesor el último día de clases en el que me dijo: “Si no hubieran sido alumnos tan participativos, los hubiera sacado desde el primer masaje”. Recibí mi 100 y me salí.

Papá me dijo que parecíamos niños chiquitos saludándonos y riéndonos como mensos.

1 Comments:

At 8:38 a. m., Blogger gil said...

Jajaja...ya te iba a decir "Los tamagochi ya pasaron" pero ya empezé a leer y ni modo, me aguanté decirlo, aunque a fin de cuentas lo dije, mmmm.... yeah right.

En fin, buena anécdota de la la frase de Homero, jajajaja... "Me aburro!", y ya imagino la cara del profesor, naaaa... no es cierto, pero Los Simpson rulean. Por lo menos el maestro te dio 100 y ella tus masajes.

Y luego?

 

Publicar un comentario

<< Home