viernes, julio 15

Robo a mano armada

Desperté pensando en mi junta de la 1; sería horrible, junta con financieros y arquitectos. J.P. Morgan, Grupo Acción y el Arq. Javier (Sordo Madaleno). Estaría llena de preguntas numéricas, datos curiosos y dolor de cabeza.

Llegué a la oficina a las 10 a.m., ya tenía un mensaje de mi jefe; llegué a su privado y me solicitó me reuniera con el área técnica para ir a una junta de relaciones públicas con un posible cliente, alegó que era una editorial, y que debería llevar datos de las demás editoriales a las que les habíamos construido sus oficinas corporativas.

Preparé los datos (SM Ediciones, Editorial Planeta, Oxford University Press, etc.)y me reuní con ellos a las 12:30; tomé la camioneta ML de la empresa y nos dispusimos a salir del estacionamiento. Al llegar a la calle, pregunté la dirección a dónde nos dirigíamos. Una voz sonó desde el asiento trasero y dijo: “Scholastic”.

Mis vellos de todo el cuerpo se erizaron al escuchar esa palabra, el mundo debía estar conspirando a mi favor. Curioso que justo a un día de la salida a la venta del libro número 6 de Harry Potter, yo me dirigía a las oficinas centrales de la editorial encargada de la distribución.

Llegamos a la 1, mi cuerpo sudaba de emoción, al entrar lo primero que vi fue una caja llena de tomos del libro en cuestión. Entramos a la sala de juntas y noté que en la mesa de snack había un ejemplar. Me apresuré a tomar el asiento más cercano al libro.

Pasé toda la junta pensando como podía hacerme de ese ejemplar. ¿Lo robaría?, ¿suplicaría por él?, ¿sobornaría a la hermosa directora de recursos humanos?. El nerviosismo hizo que introdujera mi mano a la bolsa derecha del pantalón y sin pensarlo saqué las llaves de mi casa. El llavero tenía la respuesta a todas mis plegarias.

Una mini navaja suiza, el artefacto indicado para realizar el atraco. Tomé a la hermosa directora de la cintura y con la otra mano la amenacé con la navaja. La adrenalina del momento hizo que la mujer tuviera un ataque de risa entre mis brazos. Me enfilé a la salida, burlando a todos los vigilantes, que apenas podían aguantarse la risa de los nervios de estar viviendo el atraco. Alcancé a notar que uno de los intendentes se había orinado; justo el nivel de terror que tenía pensado.

Antes de salir del edificio los demás miembros de la empresa estaban haciéndome señas. Seguramente me indicaban que era el momento de hacernos de la caja fuerte, que seguramente tendría millones, derivados de las ventas anticipadas del libro. No quise pecar de gandalla y decidí salir con el botín que me había llevado a realizar el atraco; únicamente el libro.

Me subí a la camioneta y le comenté por el NEXTEL a mi jefe que estaría un poco indispuesto en los próximos días. Me dijo que tomara mis 3 semanas de vacaciones y que no me preocupara por regresar la camioneta.

Ahora estoy en un ferry con dirección a La Paz. La camioneta está en la cubierta, y las llaves las tiene el servicio de valet. Al parecer tendré que esperar hasta las 12, que lleguemos a nuestro destino, para empezar a leer el libro.

5 Comments:

At 10:01 p. m., Anonymous Paoli said...

Un libro????!!!! tan solo te llevaste UN MALDITO LIBRO????!!! realmente eres un muy mal amigo... ahora tendre que casi casi prostituirme por conseguir el libro (ok, se que no es el best seller del año, pero tu sabes lo que cuesta conseguir un libro de harry en ingles aqui en pr), y todo gracias a que tu tuviste la maravillosa idea de llevarte uno!. ok.. te perdono si me lo prestas antes de leerlo, o bueno, si terminando de leerlo me lo prestas igualmente te lo agradecere!!!

 
At 11:32 p. m., Blogger Tonio Corona said...

jajajaja que pedo german??? de cual fumaste??? ya deja de juntarte con el Edwin jajajaja

 
At 12:27 a. m., Blogger quack said...

Jajaja... sin comentarios

 
At 11:33 a. m., Blogger gil said...

Muy buen post!!! Jajajajajajaja...pinche Germán, saludos!!!

 
At 3:31 p. m., Anonymous Tu casi ex cuñado... said...

No mames Germán...

 

Publicar un comentario

<< Home