miércoles, mayo 2

Hola aguacate!

Así empezó el mensaje, y con eso empezó un brainstorm sobre las posibles razones del nuevo apelativo. Será que algo tiene que ver la noche anterior, o simplemente como las hermanitas de mis amigos de pronto me empezó a molestar al estilo 3ero de primaria.

La respuesta que mis amigos esperaban que escribiera fue: “pues a ver cuando hacemos un guacamolito”, pero la cortesía no me dejó quedar como un completo nacote.

Siendo honesto no sabía que contestar y mi respuesta iba más buscando una explicación que nada. Su respuesta iba por otro lado, suponía que yo estaba en media función de cine y se limito a decir que mejor no me molestaba más; mandó saludos y se despidió hasta el día de mañana.

No, me rehúso a ser intenso y preguntarle otra vez el por qué de “aguacate”.

Entonces les pido a ustedes, estimados lectores (si es que todavía me queda alguno), me ayuden a descifrar las razones por las que le dirían “aguacate” a alguna persona.

Entonces… hasta nuevo aviso… se despide de ustedes… Quack “el aguacate”.

4 Comments:

At 11:58 p. m., Blogger kikewaa said...

¿Quizás algún eufemismo para aguafiestas porque tomaste otros planes, declinando a la invitación de los perpetradores del apelativo?

 
At 10:12 a. m., Blogger belodaeja said...

Lo siento Quack, todas las posibles respuestas que me vienen a la mente son aquellas que la "cortesía" no me permiten escribir...

 
At 1:56 p. m., Blogger gil said...

...aguacate, no ma---

 
At 9:49 p. m., Blogger MaJaDeRiA said...

En colombia, aguacate se le dice a la gente que siempre sale con excusas para NO ir a la rumba....

mmmmmm...si su pasado ñoño es tan cierto, podria ser una respuesta logica....por que ud es un aguacate que preferiria estudiar
no??

Bueno, no se

Saludos

 

Publicar un comentario

<< Home