miércoles, abril 27

El arte del regateo

Esto es lo que piensa cada una de las partes durante la negociación:

El comprador
El vendedor

A huevo quiero que me vendas más barata esa chingonería que tienes y me encantó.
Ya vi que te encantó y te la voy a dejar ir.

Yo tengo el dinero, yo mando.
Yo tengo el producto, así que te chingas.

Si me ahorro 5 pesos en esto, me va a alcanzar para sacar el coche del estacionamiento.
Es tu pedo no haber traído el dinero suficiente, te hubieras venido en metro, en lugar de andar en un coche que no puedes mantener.

Demonios, si ha de valer los 100 pesos que dice, pero solo traigo 80… ¿regreso mañana o le regateo?
Pobre Wey, vale 80, le voy a decir que tiene un precio de 150, le bajo a 100 y ya lo hago sentir que me gano.

Si le digo que me vio cara de gringo, de seguro me va a bajar el precio por ser un mexicano pobretón.
Si lo naco lo trae en la cara, el pedo es que ya le vi su reloj TAG.

Si este wey no se ha persignado… YA CHINGUE!!!
Es el primero, pero le voy a decir que cuesta 300; total, tengo todo el día para vender.

Mejor paso mañana, hoy vengo bien vestido y de seguro me la van a dejar ir con los precios.
Ya lo vi, si regresa mañana le cobro además una parte de la renta de un día.

1 Comments:

At 11:20 a. m., Blogger gil said...

jajajajajajajajajajaja...

 

Publicar un comentario

<< Home